A+ A A-
escolapios

Edificio que durante varios años fué Universidad de los Padres Escolapios. Está situado en el término de Albelda denominado las "Viñuelas" al lado del río Iregua, por lo que era conocido como "Universidad de Padres Escolapios de las Viñuelas". El Edificio tiene unos 75 años de antigüedad. Cuando se construyó trajo mucho movimiento de personal al pueblo. A finales de los años 60´s del pasado siglo, los Padres Escolapios abandonaron el lugar y pasó a pertenecer al Ministerio de Defensa. Desde hace ocho años el edificio ha pasado a manos privadas.

Al lado del edificio se encuentra la "Fuente del Cristo", en la que, mucha gente de Albelda y de fuera paran sus vehículos para rellenar vasijas con el agua de dicha fuente. Al parecer cerca de este punto existió una ermita denominada "Del Santo Cristo de la Puente". El nombre y origen de esta ermita se deben a la existencia en el lugar, de una cruz, crucero o humilladero y a la proximidad del puente que sirve para cruzar el río. La ermita fué construida probablemente en el siglo XVI, se tiene numerosas noticias de ella a lo largo del XVII por las visitas diocesanas que se le hacían. El 12 de Mayo, fiesta de Santo Domingo de la Calzada, se realizaba una procesión desde la Colegiata parroquial hasta la ermita.

De un especial de la <> de 1930, he extraido el siguiente texto:

 

La Universidad Calasancia de Albelda


A cuantos se encaminana a Albelda desde la carretera de Soria les llama la atención el grandioso edificio, que a la derecha se está acabando de levantar en la antigua finca llamada "Las Viñuelas". Está destinado a la formación religiosa y científica de los Juniores o jóvenes religiosos escolapios de toda España en el último periodo de sus estudios superiores. Lo apacible y ameno del lugar, la frondosidad de la extensa finca, el blando murmullo de las aguas y el manso resbalar de la corriente del Iregua son condiciones externas, en sumo grado propicias a una vida de recogimiento y estudio.
Su construcción se ha hecho a la inteligencia y gusto del conocido Arquitecto logroñés D. Fermín Álamo, y de su esmerada ejecución se encargaron los expertos constructores de Zaragoza D. Angel y D. Jacinto Aisa. Hermanos, que puesieron al frente de la obra al inteligente y activo encargado D. Pelegrín Royo.
El lugar del actual emplazaminto lo ocupaba como recordamos bien los albeldenses, una extensa y frondosa chopera, a la izquierda del camino de entrada en "Las Viñuelas", entre cuyos árboles y maleza se veían las ruinas de la cochera de los antiguos propietarios del predio. Más de mil chopos se derribaron desde el 25 de Noviembre de 1928, y luego empezaron los trabajos de cimentación y replanteo de la vasta construcción. El día de Navidad del propio año fue bendecida por el Rdo. P. Rector Luciano Moreno la primera piedra y solemnemente colocada en el lugar, que había de corresponder debajo del ara del Altar Mayor. Desde entonces fueron alistándose numerosas brigadas de obreros, la mayoría de nuestro pueblo y el resto de los vecinos, y aun de Viguera y Castañares, que bajo inteligente dirección, y ordenadamente distribuidos, han constituido como la colmena del trabajo de la nueva obra.


Edificio de los Frailes

Cuántos hogares humildes se bendice esta contrucción, que durante dos años o más ha de porporcionar trabajo y pan a muchos honrados braceros. La desmenuzada división de trabajo, que exige esta clase de construcciones, ha ido especializando a muchos laboriosos obreros, y al lado de maestros y oficiales en las diversas ramas de la construcción que ha traido la "Empresa Aisa" pueden llegar a ser, en estos años, obreros especializados en oficios y trabajos, que desconocían antes, abriendo un nuevo e inesperado porvenir a su vida. Y ese enjambre de jefes de sección, albañiles, carpinteros, oficinistas, herreros, fontaneros, pintores, acarreadores, etc. que han venido a trabajar en la "Universidad Calasancia" han crecido aunque con carácter transitorio, el censo de Albelda y representan un aumento no despreciable de ingresos para nuestro pueblo, con su manutención, alojamiento, hospedaje y otros gastos. Y de la convivencia con nostros de tan honrados y activos hijos del trabajo se originará la creación de algunos nuevos lugares.
Contendrá el edificio, todo de cemento armado dos grandes patios interiores, de 60 por 27 m. con 68 bellos arcos góticos. Separará estos patios un cuerpo central donde está la Iglesia, que tendrá cinco altares e igual número de amplios ventanales: guiarán su ornamentación exquisito arte y depurado gusto. La fachada principal, orienta al mediodía, con hermoso vestíbulo de entrada y a la izquierda escalera imperial, estará flanqueada por dos esbeltos torreones en los extremos y un cuerpo saliente en medio, que separará dos grandes azoteas sobre el primer piso, donde estará un reloj de torre y la apadaña para dos campanas. Las fachadas laterales con torreones en los ángulos y otra en el centro presenta buen golpe de vista, especialmente desde el ribazo, la de poniente ya concluida. Tendrá el edificio, en conjunto 411 ventanas en el exterior y 316 en los patios.
Todas las dependencias resultan amplias con abundante luz y fácil ventilación. El Refectorio, ya terminado es de 25 por 10 metros. Por doquiera domina la más estricta higiene con adecuado material moderno. Cada estudiante tiene habitación independiente con buena luz natural y artificial, y lavabo con agua corriente. Cocina, despensas, enfermería, ropero, sección de baños, duchas y pedilnorios, todo se va organizando sin que deje nada que desear al más exigente de la severa aplicación de las leyes higiénicas.
Tal es en apretada síntesis, la admirable obra que han venido a realizar entre nosotros los beneméritos PP. Escolapios, y así podremos esperar que den a Albelda los sazonados frutos de su misión educativa estableciendo en su grandioso edificio alguna Escuela Superior, donde los niños que hayan terminado bien su instrucción primaria con los ilustrados y celosos maestros, con que afortunadamente cuenta nuestro pueblo, puedan recibir un complemento y perfección, que ha de serles sumamente útil para toda su vida, con el espíritu piadoso y acreditada pedagogía de los hijos del gran Patriarca de la niñez y Mentor de la juventud, San José de Calasanz.
Escolapios

Una curiosidad: 14 de septiembre de 1938. Seminario. Ubicado en un edificio de los padres de Calasanz de Albelda de Iregua, a causa del desalojo del actual edificio de Logroño realizado como consecuencia de la Guerra Civil (1936-1939) con fines hospitalarios. Un grupo de 46 niños entre los que se encuentran cuatro de Baños de Río Tobía, Eduardo Martínez Somalo, entre ellos, y uno de Igea, Jesús Sanz (padre del actual presidente del Gobierno de La Rioja) ingresan en el Seminario a lo largo de la jornada.