A+ A A-
Procesión de la Virgen de Bueyo en Albelda de Iregua Procesión de la Virgen

La Cofradía de la Virgen de Bueyo se remonta al siglo XV. Tuvo momentos de declive en años posteriores a la demolición de la Iglesia (año 1978), sin embargo, hoy en día nos la encontramos en pleno vigor.

La Cofradía tiene sus propias reglas:

  • Asistir los Cofrades a la celebración de la Vísperas el día 14 de Julio.
  • Confesar, comulgar, asistir a misa mayor y a la procesión * el día 15 de Agosto* (Festividad de la Asunción).
  • Recoger personalmente cada Cofrade su bollo.
  • Etc.

Todos los años, tomaba las riendas en la Cofradía un nuevo Mayordomo, pasando el ex - mayordomo a ocupar el puesto de Abad. El Mayordomo se encargaba de hacer los bollos de la Virgen, los cuales estaban compuestos de: masa de pan y anises.
En la actualidad la Cofradía consta de unos 240 Cofrades.

Cada año el día 15 de Agosto se venia realizando ininterrumpidamente la Bollo de la Virgentradición de los bollos de la Virgen. Durante la misa mayor, el cura procedía a su bendición. Al término de la misa, en la plazoleta de la Iglesia se colocaba una mesa donde el Mayordomo, los Abades y el cura tomaban un aperitivo,- rito medieval por excelencia – mientras eran repartidos entre los Cofrades los bollos de la Virgen acompañados de un poco de vino o zurracapote. El reparto se hacía verbalmente llamando al Cofrade por orden de antigüedad. A todos los asistentes que no eran miembros de la Cofradía se les daba un poco de vino o zurracapote.
Entre las Actas de la Cofradía se ha podido encontrar el siguiente documento:

Hasta el año 1942 era una Cofradía formada en su totalidad por hombres, a partir de esta fecha pasan a formar parte de la Cofradía las mujeres.

De una HOJA PARROQUIAL que data del 11 de Agosto de 1929, se pueden entresacar estas líneas que recuerdan cómo se realizaba esta tradición por aquellos años:

 

Del Histórico de Albelda. Los Bollos de la Virgen.

 

El día 15 de Agosto, festividad de la Virgen es costumbre tradicional en Albelda dar los bollos, a todos lo Hermanos de la Cofradía de la Virgen de Bueyo cuya lista de nombres asciende a más de doscientos, entre vecinos y ausentes. Ese día hay sermón pagado por la Hermandad siendo bendecidos al final de la misa dentro del templo, los grandes banastones que numerosas cuadrillas de guapetonas y elegantes mozas, con sus indispensables y relimpios delantales blancos llevan en ese momento a las gradas del altar.

Banastones de bollos

El reparto de los bollos se hace afuera, en el pórtico cantando en voz alta uno de la lista de Hermanos que se acerca por si o en representación a recoger el bollo bendecido y se le hace una cruz en la lista. Una parte de estos bollos son repartidos como la Caridad entre los que quieren tomarla aunque no sean de la Cofradía, ofreciéndose también vino, acudiendo muchos fieles. Los Abades en bancos y mesas colocados en el pórtico presiden con el Párroco la caridad y reparto, que ellos toman también, con rajitas de jamón allí mismo.

Esto de la mañana tiene lugar su segunda parte por la noche con merienda-cena en casa de Abad.

Son muchos los que ingresan nuevos todos los años en la Cofradía aún siendo niños de corta edad que son inscritos por sus padres dada su devoción a su Virgen de Bueyo, de forma que cada vez confeccionan más bollos. Actualmente es empleado saco y medio de harina, ciento cincuenta kilos, para hacer bollos con anís, de medio kilo de peso, largo, y sin olvidarse de hacerlos todos tijereteados para que salgan con picos de adorno.